2 oct. 2008

...y se acabó...

Odio tener que decir a alguien adiós. Odio tener que decir: me alegro de haberte conocido. Odio tener que decir: no llores, fue bonito mientras duró. Odio tener que pensar que una persona ya no se comportará como se ha comportado hasta ahora. Odio tener que pasar por malos momentos. Pero a la vez pienso: si no paso por todo esto, ¿cuando sé que estoy disfrutando de una buena racha?

Todos tenemos altibajos. Y así es la vida. Lo que pasa es que ultimamente me caen palos por todos los lados...
Voy a echar de menos momentos de mi vida, que creo que ya no se van a volver a repetir. Por eso creo que el mejor consejo que nos pueden dar (y que a la vez, tantas veces hemos oído) es aquel que reza así:

"Disfruta de cada momento de la vida como si fuera el último"


Porque hay momentos (llamadlos trenes, oportunidades, etc) que no vuelven a pasar en la vida...
Pero a la vez en todas las ciudades, hay estaciones con algún tren que nos está esperando...

2 comentarios:

carLi dijo...

Un consejo, si me lo aceptas: si algo se acaba es porque no lo necesitamos. Es decir, a otra cosa mariposa, que en la vida pasan mogollón de cosas bonitas, aunque parezca que no.

Nada más :)

¡Ánimo!

Marcos Ortega dijo...

Es tan dificil vivir el día a día pensando que ´hay q exprimirlo al máximo.... yo lo intento también, parece mentira que sea usted un pesimista Mr Lázaro. jejeje. por cierto, con permiso de usted le enlazo en mi blog ;)