9 oct. 2008

...no lo entiendo ni yo...



...porque si hablamos de cantantes pesimistas...aquí tenemos el mejor ejemplo...





Se llama Conchita (o al menos ese es su nombre artístico). Ella recoge todo lo malo que le puede ocurrir a una persona en lo que al amor se refiere. Pero es que Cupido, o Eros, o como gusten, no es tan malo como parece. ¿O quizá si? Parece que con esta chica se ha cebado un poco. Pero lo gracioso es que alguna canción llega a gustarme. Y eso que no comparto este estilo musical (¡quién me lo diría!). Pero, les dejo, como muestra este botón. Creo que la mejor canción. Porque la niña no sabe como decir "que te den" con otras palabras. Vamos, que no sabe lanzar las cosas al cubo sin hacer daño. Pero es que...en esta vida, las decisiones cuestan. Y mucho.





No lo entiendo ni yo...





"que difícil resulta todo aquí en mi habitación, intento ordenar las palabras debajo del edredón, verás he conocido a alguien y es que me encantó y a ver como te digo eso, a ver, a ver, como te explico eso, no lo entiendo ni yo"


"intento buscar las palabras, no causar tanto dolor, intento ordenar las palabras que suenen algo mejor, y las ponga como las ponga cada vez suenan peor y a ver como te digo eso... a ver, a ver como te explico eso, que es que me encantó"


"y ya sé como van las cosas, me dirán que fue un error. Que de la noche a la mañana cambié y que fui a peor. Y el corazón tiene razones que no entiendo ni yo, ya ves como te digo eso a ver, a ver como te explico eso, que es que me encantó"


"y es que me encantó"


"y ya sé como van las cosas, lo que todos pensarán, que habrá que repartir amigos y que pocos me quedarán. Y ahora lo que menos me importa es eso de el qué diran y a ver, como te digo eso, a ver, a ver como te explico eso. No lo entiendo ni yo"


"No lo entiendo ni yo"


¿no es para llorar?

1 comentario:

Marcos Ortega dijo...

Esa canción me sirvió mucho en su momento para entender algunas cosas de mi vida. Es una de las mejores del disco, que ha decir verdad, es demasiado pesimista. Tampoco es que sea una artista brillante, pero al menos entretiene.
Y es que es verdad, nadie entiende como llega al emor y, por lo tanto, nadie entiende como se va.