23 mar. 2010

¿Los maestros tienen muchas vacaciones?

Reunión General de Padres. Temas GENERALES a tratar. Uno de los primeros en salir: VACACIONES.
Madre indignada: o sea, que ahora os vais de puente y luego ya ¿vacaciones hasta Abril?
Maestra: no, tenemos ahora un puente. Como casi todos los españoles. Es el puente del 19 de Marzo...
(que claro, aquí te dan ganas de decir: ¿qué pasa? ¿que todos los desplazamientos, los aviones de Barajas que han salido de Madrid, los que se van al pueblo...todos ellos son maestros?)
y sigo diciendo: y luego tenemos otros cuatro días lectivos y después las vacaciones de Semana Santa.
Otra Madre Indignada: sí claro... ¡Pero es que son ONCE días de vacaciones!
Maestra: miren, ahí no voy a entrar.

Y claro que son once días de vacaciones, pero después de no se cuantos días con veinte (cuando no más) niños reclamándote toda tu atención, estando pendiente de que traigan los deberes, de corregir cuadernos, de saber quién lee mal, quién altera el orden de las letras cuando escribe, cuando no te puedes olvidar del día de sus cumpleaños porque si no les fallas...

Cuando...
Cuando...
Cuando........

Que sí, que son once días, pero necesitamos un descanso.

¿Alguien me apoya?

16 oct. 2009

....diario de la maestra pesimista.....

Lo he decidido.
Sí.
Después de un millón de años sin escribir por aqui (bueno, alguno menos), he decidido volver.

Ahora sí que puedo decir que soy maestra.

Ahora sí que puedo decir la dichosa frase: "¡Qué mal está la educación!"

Pero espero luchar por el cambio.

Un saludo.

5 abr. 2009

Ya estoy aqui...

Creo que después de casi cinco meses, vuelvo a escribir en este espacio. Hay que ver lo rápido que pasa el tiempo.
Aunque a veces pensemos que los minutos parecen años e incluso que los segundos sean eras, hay momentos en la vida en los que miramos atrás y decimos: cuando tenía 18 años salía...; o por ejemplo: ¡cuánto tiempo! ¡Qué cambio has dado!, y justo en ese momento nos damos cuenta que nosotros también hemos envejecido.

Por eso, liémonos la manta a la cabeza y disfrutemos de los besos, las risas, el correr detrás de un tren, las tapas del bar, la peli que nos hace llorar y que nunca comentamos en público, los orgasmos, las ironías, las críticas de los envidiosos...
Disfrutemos del presente, que es el mejor regalo de la vida.

Y si tenemos arrugas por ser viejos, recordad que siempre, el botox será un buen aliado.

He vuelto.

9 oct. 2008

...no lo entiendo ni yo...



...porque si hablamos de cantantes pesimistas...aquí tenemos el mejor ejemplo...





Se llama Conchita (o al menos ese es su nombre artístico). Ella recoge todo lo malo que le puede ocurrir a una persona en lo que al amor se refiere. Pero es que Cupido, o Eros, o como gusten, no es tan malo como parece. ¿O quizá si? Parece que con esta chica se ha cebado un poco. Pero lo gracioso es que alguna canción llega a gustarme. Y eso que no comparto este estilo musical (¡quién me lo diría!). Pero, les dejo, como muestra este botón. Creo que la mejor canción. Porque la niña no sabe como decir "que te den" con otras palabras. Vamos, que no sabe lanzar las cosas al cubo sin hacer daño. Pero es que...en esta vida, las decisiones cuestan. Y mucho.





No lo entiendo ni yo...





"que difícil resulta todo aquí en mi habitación, intento ordenar las palabras debajo del edredón, verás he conocido a alguien y es que me encantó y a ver como te digo eso, a ver, a ver, como te explico eso, no lo entiendo ni yo"


"intento buscar las palabras, no causar tanto dolor, intento ordenar las palabras que suenen algo mejor, y las ponga como las ponga cada vez suenan peor y a ver como te digo eso... a ver, a ver como te explico eso, que es que me encantó"


"y ya sé como van las cosas, me dirán que fue un error. Que de la noche a la mañana cambié y que fui a peor. Y el corazón tiene razones que no entiendo ni yo, ya ves como te digo eso a ver, a ver como te explico eso, que es que me encantó"


"y es que me encantó"


"y ya sé como van las cosas, lo que todos pensarán, que habrá que repartir amigos y que pocos me quedarán. Y ahora lo que menos me importa es eso de el qué diran y a ver, como te digo eso, a ver, a ver como te explico eso. No lo entiendo ni yo"


"No lo entiendo ni yo"


¿no es para llorar?

3 oct. 2008

...dolor de cabeza...

...pero hoy la fiesta no me la quita nadie...o al menos eso espero...

Ha sido un día de esos para recordar (y lo que me queda). Pero, ¿qué se siente cuando alguien consigue lo que quiere?. Pues sentiría lo mismo que yo. Y hoy lanzo el pesimismo al cubo. Porque hoy quiero ser yo, quiero estar con mis amigos, quiero reirme, quiero olvidarme de todo... Porque me alegro de las cosas buenas que les pasan a los demás, pero de vez en cuando, también nosotros mismos necesitamos algo que nos haga sonreír. Y hoy es mi día. Hoy me toca a mi.

...porque ya volveré a estudiar mañana...
...porque ya volveré a mi pesimismo habitual...
...porque ya...

...PORQUE YA VALE!...

2 oct. 2008

...y se acabó...

Odio tener que decir a alguien adiós. Odio tener que decir: me alegro de haberte conocido. Odio tener que decir: no llores, fue bonito mientras duró. Odio tener que pensar que una persona ya no se comportará como se ha comportado hasta ahora. Odio tener que pasar por malos momentos. Pero a la vez pienso: si no paso por todo esto, ¿cuando sé que estoy disfrutando de una buena racha?

Todos tenemos altibajos. Y así es la vida. Lo que pasa es que ultimamente me caen palos por todos los lados...
Voy a echar de menos momentos de mi vida, que creo que ya no se van a volver a repetir. Por eso creo que el mejor consejo que nos pueden dar (y que a la vez, tantas veces hemos oído) es aquel que reza así:

"Disfruta de cada momento de la vida como si fuera el último"


Porque hay momentos (llamadlos trenes, oportunidades, etc) que no vuelven a pasar en la vida...
Pero a la vez en todas las ciudades, hay estaciones con algún tren que nos está esperando...

29 sept. 2008

...y cuando crees que todo va bien te das cuenta que algo...falla

Esto es lo que nos sucede cuando, en nuestras pequeñas vidas, dejamos de lado gente que lo son todo para nosotros porque algo, a lo que no estamos muy acostumbrados, nos absorbe. Y si, creo que alguno de nosotros ha pasado por esta situación. Es duro emprender nuevos caminos y hay veces que no sabemos lidiar con ellos. Crees que el año ha sido perfecto, que llega a su fin cargado de aventuras nuevas que has vivido, pero a lo mejor no tienes a nadie al lado a quién contárselo.

Y eso no es bonito.

Porque cuando todo nos va bien (o al menos eso creemos), hacedme caso, algo pequeño o grande está detrás de nosotros esperando a que nos durmamos, para asustarnos. Para recordarnos que la vida tiene sentido. Para abrirnos los ojos.

Bienvenidos a pesimismo al cubo