3 oct. 2008

...dolor de cabeza...

...pero hoy la fiesta no me la quita nadie...o al menos eso espero...

Ha sido un día de esos para recordar (y lo que me queda). Pero, ¿qué se siente cuando alguien consigue lo que quiere?. Pues sentiría lo mismo que yo. Y hoy lanzo el pesimismo al cubo. Porque hoy quiero ser yo, quiero estar con mis amigos, quiero reirme, quiero olvidarme de todo... Porque me alegro de las cosas buenas que les pasan a los demás, pero de vez en cuando, también nosotros mismos necesitamos algo que nos haga sonreír. Y hoy es mi día. Hoy me toca a mi.

...porque ya volveré a estudiar mañana...
...porque ya volveré a mi pesimismo habitual...
...porque ya...

...PORQUE YA VALE!...

1 comentario:

Marcos Ortega dijo...

A veces merece mucho la pena lanzar el pesimismo al cubo y quitarse las gafas de cristal negro,aunque sea por una noche, aunque sea por los amigos.