29 sept. 2008

...y cuando crees que todo va bien te das cuenta que algo...falla

Esto es lo que nos sucede cuando, en nuestras pequeñas vidas, dejamos de lado gente que lo son todo para nosotros porque algo, a lo que no estamos muy acostumbrados, nos absorbe. Y si, creo que alguno de nosotros ha pasado por esta situación. Es duro emprender nuevos caminos y hay veces que no sabemos lidiar con ellos. Crees que el año ha sido perfecto, que llega a su fin cargado de aventuras nuevas que has vivido, pero a lo mejor no tienes a nadie al lado a quién contárselo.

Y eso no es bonito.

Porque cuando todo nos va bien (o al menos eso creemos), hacedme caso, algo pequeño o grande está detrás de nosotros esperando a que nos durmamos, para asustarnos. Para recordarnos que la vida tiene sentido. Para abrirnos los ojos.

Bienvenidos a pesimismo al cubo

2 comentarios:

carLi dijo...

Vaya, qué post más triste. Aunque creo que tienes razón. Nadie puede conseguir que todo en su vida sea perfecto al mismo tiempo.

¡Saludos!

Marcos Ortega dijo...

Encantado de leerte. Muchas gracias por su visita.
¿Sabes? en el mundo no existe el blanco o el negro, siempre son distintas tonalidades de gris. Y encima, cada gris es de una manera según la luz que le de y los ojos del que mira.. asi que...
Te seguiré de cerca ;)